miércoles, julio 27, 2022
InicioAustriaVienaMini Guía de Viajes de Viena: Qué ver y hacer en Viena

Mini Guía de Viajes de Viena: Qué ver y hacer en Viena

Viena, la capital de Austria, es una ciudad cosmopolita en la que el visitante puede disfrutar de una cuidada arquitectura y una muy variada oferta cultural.

Con una larga historia y un amplio patrimonio artístico, la ciudad de encuentra situada a orillas del Danubio, en el valle de los Bosques de Viena, al pie de las primeras estribaciones de los Alpes.


Qué ver y hacer en Viena

Sitios turísticos de Viena – Austria

La ciudad, sorprende con numerosos atractivos turístico como el propio Centro histórico de Viena, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Un recinto con numerosos edificios históricos y hermosos parques del que disfrutar en un paseo urbano. Entre los principales edificios históricos del Centro histórico figuran el antiguo Palacio imperial Hofburg, que cuenta con un ala de la Edad Media y otras del Renacimiento; la catedral gótica de San Esteban, con una aguja adornada de 137 metros y en la que podemos disfrutar de unas espectaculares vistas tras subir 343 peldaños; y la casa Adolf Loos, construida en estilo Art Nouveau austríaco.VienaA lo largo de la avenida Ringstrasse, de trazado circular, se sitúan llamativas edificaciones como son el Ayntamiento de la ciudad de Viena, el Teatro Imperial de Viena, la Ópera Nacional (Staatsoper) de Viena, un edificio neorromántico inaugurado en 1869 y del que merece la pena visitar el interior y el Museo de Bellas Artes (Kunsthistorisches Museum), que se alzan donde antes estaba la antigua muralla urbana.

Los palacios de Viena en Austria

Además del paseo por el centro histórico, Viena cuenta con hermosos palacios que deben visitarse. Entre ellos destacan el Palacio de Belvedere, un conjunto artístico que consta de los dos palacios convertidos hoy en museo y unidos por hermosos jardines divididos en tres niveles y el Palacio De Schönbrunn, también conocido como el Versalles vienés. De estilo barroco, es uno de los principales edificios históricos y cuenta en sus acreedores con las instalaciones del zoo más antiguo del mundo y un gran parque.

Parques y Jardines de Viena en Austria

Parques y jardines por los que pasear y disfrutar de la tranquilidad y belleza no faltan en Viena. Además de los que rodean los edificios históricos ya mencionados, es interesante visitar el Wiener Stadtpark, uno de los parques públicos más antiguos de la ciudad y el preferido por los vieneses, con numerosos monumentos y esculturas; Volksgarten, en el que destacan sus cuidadas rosaledas y el Templo del deseo; y por último Prater, que alberga espacios verdes, instalaciones deportivas y un gran parque de atracciones.

Desde España, operan vuelos baratos a Viena, por lo que no tenemos escusa para disfrutar de la infinidad de atractivos turísticos que ofrece la ciudad, y del ambiente de una ciudad cosmopolita pero con mucha historia.


Mini Guía [diario] de Viajes de Viena

Viajé a Viena con mi grupo. Estábamos de estancia en Praga, y nuestro programa se centró en el clima político de Europa Central y del Este desde el final de la Primera Guerra Mundial hasta el presente. No sabía nada de la región antes de encontrarme físicamente allí, pero eso sólo sirvió para crear un viaje lleno de agradables sorpresas y más aprendizaje del que nunca había hecho dentro de un aula. Con esta mini guía de viajes de Viena, espero poder inspirarte para que viajes a Viena y experimentes la increíble historia que tiene para ofrecerte.

La primera actividad de nuestra agenda era dar la vuelta a la Ringstrasse, un amplio bulevar que rodea el centro histórico de Viena y lo separa del resto de la ciudad. Esta es una gran manera de orientarse con la ciudad, ya sea a pie o en tranvía.

Pasamos por el edificio del Parlamento austriaco, la Rathausplatz, el Palacio Hofburg y el Museumsquartier (donde se encuentra el Kunsthistorisches Museum), y la Ópera Estatal, entre otros famosos lugares de interés. Me sorprendió la gran vibración de la ciudad.

Con tantos edificios imponentes situados uno al lado del otro, era fácil imaginar la riqueza y la prosperidad que Viena disfrutó en el apogeo de su poder hace sólo un par de siglos. Después de un rápido recorrido por las atracciones más importantes, fue directamente al Parque de Diversiones del Prater para divertirse a la antigua usanza. Pasamos una gran tarde montando el Riesenrad, una de las noria más antiguas y grandes del mundo, y sacando el niño interior que llevamos dentro en algunos de los paseos más locos.

Para terminar el día, nos dirigimos hacia el corazón de la ciudad. Empezando en la Plaza de San Esteban, vimos la catedral del mismo nombre, la hermosa iglesia barroca de San Pedro, y finalmente nos detuvimos en el histórico Café Central. Famosos y controvertidos individuos del siglo pasado se han reunido aquí, incluyendo a Lenin y Hitler, y se dice que el vienés Sigmund Freud pasó mucho tiempo disfrutando del café aquí. Los cafés de Viena son elegantes y atemporales; nuestra comida se servía en bandejas de plata y los camareros iban vestidos con esmóquines profesionales. Me encantaría volver un día y tener esta experiencia de nuevo, pero llevar algo más apropiado que mis pantalones cortos y chanclas.

En los días siguientes recorrimos el Palacio Imperial de Hofburg, exploramos los vastos terrenos del Palacio de Verano de Schonbrunn y nos reunimos con un diplomático americano que trabaja en la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE). Discutimos la forma en que la Emperatriz Isabel (Sisi) se ha convertido en un icono de Viena, aunque hubo muchas otras figuras históricas que lograron mucho más que ella para el imperio. Nuestros profesores intentaron equilibrar lo que llamaron (en mejores palabras) «publicidad falsa» en la fama de Sisi con una visita a la Kunst Haus Wien, un museo que celebra la vida y la obra del artista y ecologista Friedensreich Hundertwasser. Fue ciertamente memorable y digno de interés para cualquiera con un interés en el arte, la arquitectura o el medio ambiente.

Creo que saqué más provecho de mi tiempo en Viena porque descubrimos capas de historia que la mayoría de los turistas no llegan a ver. Mientras que el palacio de Hofburg está lleno de significado histórico, sabíamos que había que cavar hondo para buscarlo, más allá de la romántica historia de Sisi y sus luchas con la depresión y el perfeccionismo, que tuvieron poco efecto en la historia de Austria. Creo que disfruté tanto de la Kunst Haus porque Hundertwasser quería causar un verdadero impacto en el mundo de una manera práctica, pero nunca habría venido a este extraño museo sin expertos que me guiaran a través de él. Si pudiera volver, buscaría más museos con Gustav Klimt y pasaría más tiempo comiendo Sachertorte. Pero en realidad, creo que sería muy difícil equivocarse en una ciudad tan real y sofisticada.


RELATED ARTICLES

Mercado de Navidad de Viena

Viajar a Viena

48 Horas en Viena

Destacado