Viajar a Valencia / Foto: Janis Skribans (unsplash)
Viajar a Valencia / Foto: Janis Skribans (unsplash)
|

48 horas en Valencia: la ciudad de vanguardia

Valencia es un lugar que te encantará. Bañada por el Mediterráneo, es la capital de la Comunidad Valenciana y es famosa por sus playas y su clima excepcional. Encontrarás rastros del pasado remoto en el centro de la ciudad vieja y te sorprenderás de sus edificios vanguardistas. La historia, la tradición y el futuro te esperan en esta ciudad llena de contrastes.

LEE TAMBIÉN: Fin de semana en Valencia»


Día 1: Vanguardia valenciana

Deje una mañana libre para visitar uno de los mayores centros de promoción de la ciencia y la cultura de Europa: la Ciudad de las Artes y las Ciencias. Caminar entre pingüinos, observar la tierra desde el espacio y adentrarse en la estructura del ADN son algunas de las sorpresas que te esperan en este futurista recinto.

Fue diseñado por el arquitecto valenciano Santiago Calatrava, y consta de varios edificios de sorprendente arquitectura vanguardista. Después de atravesar l’Umbracle, un enorme jardín ajardinado con esculturas de artistas contemporáneos, llegarás a una colosal estructura de cristal transparente. Este es el Museo de las Ciencias Príncipe Felipe. Aquí el lema es «Prohibido no tocar», y contiene una serie de exposiciones interactivas.

En L’Oceanogràfic, el mayor acuario de Europa, podrás conocer los sonidos del mar y pasear rodeado de tiburones. El impresionante Hemisfèric alberga una sala de cine en la que se proyectan películas en tres dimensiones y en formato digital IMAX. Y por último, está el auditorio del Palau de les Arts, un edificio diseñado en forma de una inmensa escultura que es un lugar para el teatro, la música y la danza.

Luego hay que visitar el multicultural barrio de Ruzafa, una zona llena de contrastes y una de las más de moda en Valencia. El Mercado de Ruzafa es el centro neurálgico de este barrio. Pasea por sus puestos y sumérgete en un mundo de colores y sabores. Los alrededores están llenos de restaurantes, bares y tiendas en los que encontrarás un recuerdo para no olvidar tu estancia en la ciudad del Turia.

A tan sólo 10 kilómetros de la ciudad podrá pasar una tarde relajada en el Parque Natural de la Albufera, un humedal navegable con una gran variedad de flora y fauna. Este entorno privilegiado le transportará a un mundo de naturaleza virgen, donde los únicos sonidos que escuchará serán el canto de los pájaros y el goteo del agua.


Día 2: Valencia tradicional

Empieza el día en el corazón de Valencia con una visita Lonja de la Seda Patrimonio de la Humanidad. Es uno de los edificios góticos civiles más impresionantes de Europa, e incluye elementos tan fascinantes como la sala de las Columnas y el patio de los Naranjos.

En las proximidades se encuentra el Miguelete, como se conoce al campanario de la Catedral de Valencia. Desde la cima se obtiene una hermosa vista panorámica de la ciudad. Desde aquí, a medida que se va avanzando hacia las orillas del río Turia se llega a las Torres de Serranos, una puerta de la muralla medieval que sirvió como prisión para caballeros y nobles hasta finales del siglo XIX.

Y su viaje no podría estar completo sin un poco de compras. En el pintoresco barrio de El Carmen encontrarás souvenirs, delicias culinarias, moda de primera, porcelana exclusiva y calzado diseñado y fabricado en la Comunidad Valenciana.

Una vez allí podrá pasear o detenerse a descansar en cualquiera de los bellos rincones de los Jardines del Turia. Es uno de los mayores parques verdes urbanos de España, un paraíso para corredores, ciclistas, familias y amantes de la naturaleza. En una de las curvas del río se encuentra el IVAM (Instituto Valenciano de Arte Moderno), que expone la evolución del arte español, desde la crisis de las vanguardias clásicas hasta los años sesenta.

Si te apetece comer en un lugar diferente, date un paseo por el casco antiguo hasta el Mercado Central, una joya modernista donde encontrarás productos del mar y de la huerta de Valencia. Pasea por los puestos y las tiendas de delicatessen tradicionales y admira la luz que brilla a través de las cúpulas y las vidrieras.


Si tienes más tiempo

Con más de 2.000 años de historia, en la ciudad de Sagunto hay mucho que ver. Lo más destacado son las ruinas romanas y el Castillo de Sagunto.

La región de Utiel-Requena es famosa por sus vinos. Visite los viñedos que salpican el paisaje rocoso. Haga una parada en una bodega y pruebe el vino de la zona.

Manises es famosa por su cerámica. Aquí hay varios museos y se puede admirar el acueducto de Els Arcs.


Publicaciones Similares