Los valles orientales: Benasque y Posets-Maladeta

Hospital de los Llanos, desde el norte. / Foto: Javier G. R. [CC-BY-SA-3.0] Wikimedia Commons

La mayor parte de los valles orientales del Pirineo Aragonés se sitúan dentro del Parque Natural Posets-Maladeta, en el que son abundantes los ibones, los llanos o planes y los bosques de pino silvestre y de pino negro en las cotas más altas. La fotografía principal es del refugio de la Renclusa, base desde donde acometer la ascensión al Aneto y a las cumbre de su entorno.

Acoge los valles de Benasque, Chistau y Barrabés, y los macizos montañosos de Posets, Perdiguero y Aneto-Maladeta, donde se encuentran los dos picos de mayor altura de la cordillera pirenaica: Aneto (3.404 m) y Posets (3.371 m). Y es que el 70% de la superficie de este Parque Natural supera los 1.800 m.

En el impresionante Macizo de la Maladeta también llamado de los Montes Malditos -considerados inaccesibles en otros tiempos y rodeados de leyendas-, se encuentra el conjunto glaciar de mayor extensión de todo el Pirineo, los glaciares de la Maladeta, Barrancs, Coronas, Aneto y Tempestades, que fueron declarados Monumentos Naturales. Junto con el Aneto, otras cinco cimas de este Macizo superan los 3.000, la Maladeta (3.308 m), Pico del Alba (3.118 m), Pico del Medio o Maldito (3.355 m), Coronas (3.293 m) y Pico Tormentas o Tempestades (3.290 m).

En el valle alto de Benasque, encontrarás la cascada de Aiguallut, formada por las aguas del glaciar del Aneto que metros más abajo se filtran en el Plan de Aiguallut (Forau de Aiguallut o del Toro), volviendo a aparecer en el Valle de Artiga de Lin (Pirineo Catalán) en forma de tumultuoso río que desemboca en uno de los principales ríos franceses -Garonne-. Estos fenómenos, conocidos como kársticos, dieron lugar a la creación de estaciones termales en el Pirineo Francés y en el Valle de Benasque, siendo muy conocidos los Baños de Benasque o del Turbón.

Al otro lado del valle, en el margen derecho, se encuentra el Portillón de Benasque, tradicional paso natural a Francia, donde en otras épocas se construyeron hospitales para atender a los viajeros que cruzaban los Pirineos. Más al oeste nos encontramos con el  cerrado valle de Remuñe, de bonitas cascadas y el valle de Literola. Y ya más próximo a la localidad de Benasque, el Valle de Estós, entre los macizos de Posets y Perdiguero, un hermoso valle de lagos enclavados entre bosques, entre otros, los ibones de Batisielles, Escarpinosa y Perramó.

En el margen derecho del valle de Benasque, se encuentra el valle de Cregüeña que guarda al ibón más grande el Pirineo Aragonés -ibón de Cregüeña- y el valle de Paderna de bosque de pino negro. Y entre los valles de Ardoners y Ampriu, la estación de Cerler, a la falda del Gallinero (2.730 m).

Ya fronterizo al Pirineo Catalán, se halla el valle de Barrabés, a la ribera del río Noguera-Ribagorzana, donde se enclavan las aldeas de Ginaste, Vinal, Forcat, Estet, Bono y Aneto, desde donde se asciende a los ibones de Llauset, Anglios y de la Vall, rodeados por las montañas de Vallibierna (3.067 m).


Parque Natural Posets-Maladeta

El Parque Natural Posets-Maladeta alberga la mayor concentración de cumbres de más de 3.000 metros de altitud de todo el Pirineo. Está en la provincia de Huesca y fue declarado Espacio Natural Protegido el 23 de junio de 1994. Forma parte de la Red Natural de Aragón y es Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y Lugar de Interés Comunitario (LIC) de acuerdo con la normativa europea.

Hospital de los Llanos desde el norte. / Foto: Javier G. R.`CC-BY-SA-3.0] Wikimedia Commons
Hospital de los Llanos desde el norte. / Foto: Javier G. R.`CC-BY-SA-3.0] Wikimedia Commons

Características generales

La extensión del Parque Posets-Maladeta es de 33.440,60 hectáreas. Se extiende sobre la superficie de los tres valles más orientales de los Pirineos aragoneses: el de Barrabés al este (compartido entre Cataluña y Aragón), el de Benasque en la parte central y el de Chistau al oeste.

Dentro del Parque hay trece glaciares, tres de los cuales son Monumentos Naturales: el Macizo de la Maladeta o Montes Malditos, el Macizo de Perdiguero y el Macizo de Posets o Llardana. Aquí también están las dos cumbres de mayor altura de toda la Cordillera Pirenaica: la de Aneto (3.404 m) y la de Posets (3.375 m).

Es muy evidente el carácter protagonista del agua y el hielo en este lugar que fue tomando forma gracias a los agentes erosivos de los glaciares. Además de los ríos Cinqueta, Ésera y Noguera Ribagorzana, en el Parque abundan las cascadas, cauces y barrancos. Mención especial merecen los lagos de origen glaciar o ibones que suman casi un centenar y, dependiendo de su altura, pueden permanecer congelados durante seis meses del año.

Flora y fauna

En la zona hay una gran diversidad de flora y fauna favorecida por los fuertes desniveles y por la heterogeneidad topográfica. Es evidente cómo la vegetación va cambiando a medida que cambian la altura y las condiciones ambientales. Hay enclaves de gran interés botánico y también zonas donde se pueden avistar aves y pequeños mamíferos, como marmotas, armiños, jabalíes, ardillas y zorros. El Parque es hogar de algunas especies en peligro de extinción.

Actividades

El Parque Natural Posets-Maladeta ofrece infinidad de actividades para todos los gustos y estaciones del año. Se puede practicar alpinismo, senderismo, bicicleta de montaña, esquí y raquetas de nieve.

Hay una red de senderos señalizados para recorrer los lugares más emblemáticos y espectaculares del Espacio Natural Protegido.

Información de interés para el visitante

El Parque dispone de tres Centros de Interpretación en las localidades de Benasque, Eriste y Aneto. En estos centros se puede obtener información sobre las características básicas del medio natural, los valores culturales y los aprovechamientos tradicionales a través de exposiciones temáticas y audiovisuales.

Se permite acampar, pero sólo en la modalidad de alta montaña, es decir, en cotas superiores a los 2000 metros. Para comodidad y seguridad de los visitantes, el Parque cuenta con una red de refugios estratégicamente situados.

Por cuestiones de conservación, está prohibido hacer fuego.

Son frecuentes las tormentas de verano y las bajadas bruscas de temperatura por lo que, además de consultar las predicciones meteorológicas, es aconsejable llevar siempre ropa de abrigo y lluvia.


Sin comentarios todavía

Comments are closed