Játiva

Castillo de Xátiva / Foto: Manuel Pino [CC-BY-SA-3.0] Wikimedia Commons

60 Km. al sureste de Valencia, se encuentra la ciudad monumental de Jativa, colgada de las crestas de la sierra de Vernissa. Cuna de los Borgia y del pintor del s.XVII José de Ribera, Játiva conserva de su época más gloriosa un importante patrimonio artístico, a pesar de los ataques sufridos durante la guerra de Sucesión por parte de las tropas de Felipe V.

Conocida también como la “Ciudad de las mil fuentes”, en la época anterior a las canalizaciones de agua potable, aun hoy muchas casas conservan en Játiva su propio abastecimiento de agua proveniente del generoso manantial de Bellús a 10 Km. Es una de las cosas que llaman la atención en el precioso casco histórico de la ciudad, declarado Conjunto Histórico-Artístico en 1982, y en el que se concentra la gran mayoría del patrimonio de la ciudad.

Encaramado sobre la sierre de Vernissam, el imponente castillo de Játiva domina la ciudad ofreciendo al turista espectaculares vistas. La doble fortaleza se compone del Castillo Menor, de origen ibérico, y el Castillo Mayor, construido posteriormente por los romanos y comunicada con la anterior. Ambas fueron reformadas por los árabes, razón de la arquitectura islámica que presenta hoy en día.JátivaEn el camino de subida al castillo, se puede ver la ermita de San José del siglo XVI y la preciosa iglesia de Sant Feliu de estilo románico, la más antigua de Játiva datada en 1269. También se encuentra en el camino la Hostelería Mont Sant, un hotel rodeado de un campo de naranjos con un restaurante espléndido en el que hacer un alto en el camino. Se puede ascender a pie al castillo o bien coger el pequeño tren turístico que sale de la oficina de la localidad.

La calle del Angel y la calle de Moncada del casco histórico están salpicadas de mansiones medievales, mientras que en las paralelas se ubican las casas más modestas de tipo burgués. El Museo del Almudín, situado en un edificio de estilo gótico construido en entre 1530 y 1548; el Palacio de Alarcón, que actualmente alberga el Palacio de Justicia; y la Casa Natal de Alejandro VI, un palacete urbano del siglo XVI; son algunos de los mayores exponentes del Patrimonio civil de la localidad.

En cuanto al Patrimonio religioso, cabe destacan la Basílica Colegiata de Santa Maria, un imponente edificio de dimensiones catedralicias en cuya puerta se levantan un par de estatuas de los papas Borgia. El Real Monasterio de la Asunción y la iglesia de San Pedro son otros de los templos que merecen una visita en esta histórica localidad de la Comunidad Valenciana.

Sin comentarios todavía

Comments are closed