Tren cremallera de La Rhune

La Rhune, Larrun Vue du col d'Ibardin / Foto: Daniel VILLAFRUELA [CC-BY-SA-4.0] Wikimedia Commons

Una de las agradables sorpresas que depara el País Vasco Francés a sus visitantes es el tren de cremallera de La Rhune. Esta pintoresca atracción data de 1924, fecha en la que se inauguró el recorrido que en 35 minutos lleva a la cima a 905 metros de altura, donde se puede apreciar una espectacular vista de 360 grados de la costa vasco-francesa y las cimas de los Pirineos.

El tren está ubicado en el pueblo de Sara, Pirineos occidentales, País Vasco Francés, a 10 km de San Juan de Luz. Sara es un municipio que se caracteriza por su tranquilidad, su rica gastronomía y la peculiar arquitectura popular de sus edificaciones.

Una vez en la cima, los visitantes podrán disfrutar de la gran variedad de la fauna local. Ejemplo de ello son los “potxocas”, una especie de robustos ponys que viven en la cima en total libertad. También podrán apreciarse ovejas “manech” y buitres leonados. ¡Se recomienda llevar cámara de fotos!

También hay un espacio en el que se podrán recargar las energías: se cuenta en la cima con servicios de bar-restaurante, tienda y baños. Sin embargo, es una buena opción hacer acopio de algunos víveres para llevar y disfrutarlos una vez arriba. Con el espectacular paisaje, esto se transformará en una experiencia de lujo.

¿Cómo llegar?

Si acudes en tu propio vehículo, desde San Juan de Luz hay que tomar en dirección Azkaine, carretera D918 y seguir dirección Sara. El tren de Rhune sale desde el puerto de Saint Ignace. Hay que señalar que los sitios de estacionamiento en Sara suelen estar congestionados por la gran afluencia vehicular.

Si acudes en transporte público, la opción es tomar un bus que parte de San Juan de Luz y llega hasta la estación del tren de Rhune.

Recomendaciones

Vale la pena acudir a la excursión con ropa y calzado cómodo. En la cima existen algunas pendientes y rocas y para poder disfrutar el paseo se recomienda usar el calzado adecuado.

Sobre el clima, suele tener una temperatura agradable. Sin embargo, la altitud puede permitir que refresque un tanto algunos días. Es bueno consultar las condiciones climatológicas antes de empezar el ascenso.

Esta visita puede disfrutarse entre marzo y noviembre. Su horario variará de acuerdo a la temporada, que se divide en alta y baja.

El tren

Se conoce como de cremallera a los trenes que basan su funcionamiento en el acople mecánico con la vía por medio de un tercer riel dentado o “cremallera”. Se usa en zonas donde la pendiente supera el 8% y generalmente en trenes de montaña para turistas.

Todos los vagones que componen el tren de Rhune son de época. Aunque en 1996 recibió dos nuevos vagones, estos fueron fabricados en 1924. Dos empresas locales, Barlan y Tellechea, se ocupan del mantenimiento y restauración del tren.

El tren de Rhune, una vez que ha terminado la temporada, en noviembre, se comprueba pieza a pieza para mantener la seguridad de los más de 350 mil visitantes que recibe anualmente.


No Comments Yet

Comments are closed

SOY VIAJERO
Los mejores lugares y destinos, artículos y accesorios para el viaje, traidos de la mano de Eduardo Azcona y su Equipo.
SOBRE MÍ

Soy Eduardo Azcona Vidaurre. Espíritu inquieto crónico, ambientólogo e ingeniero, llevo los últimos 5 años involucrado en cuerpo y alma a la divulgación e interpretación de los destinos de aventura y viajes. De la mano de algún cuaderno de notas, disfruto de apuntes y bocetos a pie de terreno, compaginándolo con labores como guía interpretativo y de gestión como Director Editorial y CEO en la revista «Travesía.» y en la presente «SoyViajero».

Guía certificado y miembro de la European Association for Heritage Interpretation e.V. (interpret europe). Con largo recorrido en la coordinación y gestión de proyectos, que 8 años de experiencia en una consultora avalan, actualmente aplico esta visión al establecimiento de una red de alianzas y colaboradores, cuya punta del iceberg son las propias revistas digitales.

Contacto
hola@soyviajero.com