7-consejos-para-viajar-de-manera-sostenible-en-europa
Foto de Vlad B en Unsplash
|

7 consejos para viajar de manera sostenible en Europa

En los años recientes se ha incrementado considerablemente el número de personas que desean hacer turismo más orientado hacia la ecología y la conservación del medio ambiente. Si quieres pertenecer a este grupo, a continuación, encontrarás 7 consejos para viajar de manera sostenible a Europa.

Qué hacer para viajar de forma sostenible

Para viajar de forma sostenible, lo primero que debes hacer es tomar en cuenta es:

Elegir a conciencia el destino del viaje

No en todos los destinos es considerada de igual manera la sostenibilidad. En ciertos países existe una mayor conciencia, y para tal fin mantienen la infraestructura y los programas necesarios para que los viajes sean sostenibles.

Como ejemplo, Dinamarca, Francia y Suiza están considerados dentro de los lugares más sostenibles del mundo, a pesar de ser visitados por gran cantidad de turistas. Algunas ciudades en Eslovenia y España también son reconocidas dentro de este tipo de destinos.

Además de saber elegir los sitios más sostenibles para viajar, también es importante investigar cuáles destinos necesitan del turismo como vía para impulsar la economía local.

Escoger bien tu destino es el primer paso para viajar de forma sostenible, puesto que es la elección directa del sitio donde vas a dejar tu dinero. Debes decidir si se lo entregas a un país que lo va a invertir en combustibles fósiles o se lo das a una economía que lucha por ser ecológica.

Alojarse en los hoteles ecológicos

Una vez que el destino ha sido elegido, un buen consejo para lograr un viaje sostenible es hospedarse en un hotel ecológico.

Los llamados hoteles verdes van más allá en cuanto a sostenibilidad se refiere y se esfuerzan por ser ecológicos en todas sus actividades. Sin embargo, no quiere decir que van a quitarle valor al lujo y las comodidades, solo que sus operaciones las llevan a cabo de una manera más consciente con el medio ambiente.

Un hotel verde no está regido por un formato único, sino que todos hacen esfuerzos en la manera en que devuelven al medio ambiente. Hallar un hotel ecológico no tiene por qué ser tan complicado, puesto que existen hoteles que no son verdes, pero realizan trabajo de decoración de las habitaciones con productos sostenibles, por lo que es interesante averiguar los productos ecológicos que usan.

Elegir medios de transporte más lentos

Una de las mejores maneras de viajar de forma sostenible es elegir trasladarse en autobús, tren y barco, por encima de usar el avión. Cuando se pueda, debes seleccionar los viajes por carretera, además del transporte público y el tren.

Si necesitas emplear un avión, escoge una aerolínea que sea miembro de la IATA, pues estas tienen programas de compensación de emisiones de carbono. Una de las razones por la que muchos viajeros prefieren el avión es evitarse los largos viajes.

Sin embargo, en muchas de las rutas de tren, el tiempo de viaje no es tan diferente al de avión, cuando se considera la llegada al aeropuerto, la facturación, el tiempo para el control de seguridad y otros aspectos que forman parte del viaje en avión.

Apoyar a las economías locales

Otro gran consejo para hacer los viajes sostenibles en Europa es el apoyo hacia las economías locales del sitio de destino. A la hora de reservar actividades, excursiones o paseos, prefiere mejor las experiencias locales y así le aportas directamente a los individuos.

Cuando se hacen reservas por medio de las grandes compañías, una parte muy pequeña de los fondos que gastas se devuelve a las comunidades locales de la zona.

En lugar de ser parte de los grupos extensos de turistas, contacta personas de la localidad para que te guíen a conocer los alrededores, artistas nativos para que los apoyen, chefs de la comunidad para que te brinden una clase de cocina, y los mercados locales para comprar los productos en ellos.

Con estas medidas podrás garantizar que tu dinero será para las personas que realmente lo necesitan. Además, se disminuye drásticamente la huella de carbono, si compras productos locales, no consumes productos importados y mantienes el dinero en la comunidad que estás visitando.

Elige realizar actividades sostenibles

Una manera de reducir la huella de carbono mientras viajas es prefiriendo llevar a cabo actividades sostenibles durante tu viaje a Europa.

La visita a sitios como las áreas marinas protegidas ayuda de forma directa a la conservación de las aguas, y transitar por caminos marcados en los parques nacionales contribuye con la conservación del medio ambiente local.

En la actualidad, muchas organizaciones locales y operadores turísticos incluyen dentro de su oferta actividades sostenibles para que los viajeros puedan participar en ellas.

De igual modo, para reducir tu huella ecológica, debes negarte a llevar a cabo actividades relacionadas con la vida silvestre en cautiverio, la monta de animales, o la adquisición de productos de la vida natural.

Conservar el agua y la electricidad

Tomar medidas para la conservación del agua y la electricidad también contribuyen con hacer los viajes sostenibles. Algunas de esas medidas son:

  • Darse una ducha rápida en lugar de tomar largos baños.
  • Evitar cambios y lavadas de sábanas a diario conservando el cartel de «No molestar» en la puerta de la habitación.
  • No dejes encendida la calefacción o el aire acondicionado cuando salgas de la habitación.
  • Apagar la televisión y las luces ayuda a reducir el consumo de electricidad.

Con estas medidas ayudarás a la disminución del consumo de agua y energía, y demostrarás que eres consciente de que debes utilizar solo lo que necesitas.

Reducir los desechos

Uno de los consejos más sencillos para viajar de forma sostenible es reducir tus propios desechos. Eso lo puedes hacer, ya que tienes directamente el control directo de lo que adquieres y consumes, tomando estas decisiones con sabiduría y teniendo el medio ambiente en mente.

Tienes que evitar el empleo del plástico y elige aquellos productos que puedes reutilizar, como botellas de agua, pajitas, tazas de café, bolsas, y otro). Pide porciones de comida más pequeñas para que no sobren desechos de comida.

Llévate a casa jabones y champús de hotel a medio usar, pues serán tirados a la basura, y también puedes devolver los mapas a la recepción con el fin de que sean usados de nuevo por otros viajeros.

Aunque pueden verse como pequeñas medidas, todos juntos pueden transformarse en una acción de valor. Como individuo, es tu decisión eliminar los residuos mientras estás de viaje y optar, en lugar de ello, por implementar alternativas ecológicas.

Conclusión

A través de estos consejos para viajar de manera sostenible en Europa, te estarás preparando para enfrentar el daño al ambiente que se origina por los métodos clásicos de viaje. Lo único que debes tener es una visión ecológica y ser consciente.

Publicaciones Similares