Eivissa-Ibiza

Ciutat d'Eivissa / Foto: Joan a Ramis [CC BY-SA] Wikimedia Commons

La ciudad de Eivissa (Islas Baleares) está situada al este de la isla de Ibiza. Fue fundada por los cartagineses y a lo largo de la historia ha sido ocupada por varias civilizaciones: Púnica, romana, morisca y cristiana. El casco histórico está formado por los barrios pesqueros y artesanales de La Marina y Sa Penya y la zona monumental situada en la parte alta de la ciudad, llamada Villa Dalt. En lo alto del Puig de Vila se encuentra el Castillo de la Almudaina, el monumento más alto de la ciudad, construido antes de que existieran las murallas.

TE PUEDE INTERESAR: Las 15 ciudades Patrimonio de la Humanidad de España»

Si subes a Dalt Vila tendrás unas fantásticas vistas panorámicas, con el casco antiguo y el puerto a tus pies. Este barrio está completamente rodeado por impresionantes murallas renacentistas que fueron construidas para proteger la ciudad contra los piratas y que han sido reconocidas por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad. La más monumental de las cinco puertas de acceso es el Portal de ses Taules, junto al Mercado Viejo.

Es un verdadero placer pasear por el laberinto de plazas y calles estrechas. Lo más llamativo son los baluartes defensivos, el Ayuntamiento (en lo que antes era un convento de dominicos) y las bóvedas de azulejos de la Iglesia de Santo Domingo.

Todos los caminos conducen a la Catedral de Santa María de las Nieves que fue construida sobre las antiguas murallas moras. Comparte la plaza de la catedral con el Palacio Episcopal y la Casa de la Cúria (juzgado medieval) con una típica fachada encalada.

No hay que perderse el Museo Monográfico y la Necrópolis Púnica del Puig des Molins. En este cementerio fenicio-púnico, uno de los mejor conservados del mundo, se han descubierto más de 3.500 tumbas. Los siguientes yacimientos arqueológicos más importantes de la isla son los de Ses Païsses de Cala d’Hort y Sa Caleta.

También merece la pena visitar el Museo de Arte Moderno o Museu d’Art Contemporani d’Eivissa (MACE), el Museo Puget y el Centro de Visitantes Madina Yabisah.

Puedes dar un paseo por el animado Paseo Vara de Rey y la Plaza del Parque, en el centro de la ciudad y recientemente convertida en una gran zona peatonal, y luego por el borde de la zona del puerto hasta llegar al faro de Botafoc. El renovado barrio del puerto deportivo, lo que antes era el barrio de los pescadores, se ha convertido hoy en día en un hervidero de actividad con tiendas y restaurantes donde se puede degustar la cocina de la isla en una terraza junto al mar. Así podrá disfrutar de la mundialmente conocida vida nocturna de Ibiza. O bien, puede relajarse en una de las calas o playas de arena como Ses Figueretes, Platja d’en Bossa, Es Viver y Talamanca.


Sin comentarios todavía

Comments are closed