La Villa Olímpica de Barcelona

La ciudad de Barcelona tiene un escaparate marítimo que da comienzo en el monumento a Colón y continua por el barrio de la Barceloneta hasta llegar a la Villa Olímpica, una zona con gran ambiente alrededor de sus playas.

Una vez en Barcelona, ciudad a la que existen vuelos baratos desde numerosas ciudades de España, para visitar la Villa Olímpica, lo más recomendable es tomar el metro hasta la parada de Ciutadella-Vila Olímpica. Desde la plaza dels Voluntaris, en la que destaca la fuente gigante obra de Josep M. Mercé, podrás ver dos de los edificios más emblemáticos de la zona, el Hotel Ars, obra de los arquitectos Bruce Gram y Frank O. Gehry, y la Torre Mapfre, construida según diseño de Iñigo Ortiz y Enrique de León. Muy cerca se encuentra también el Pez Dorado, monumental escultura de Frank Gehry.

En la Villa Olímpica de Barcelona, un barrio nuevo construido con motivo de los Juegos Olímpicos del 92, conviven junto a los citados edificios y zonas residenciales, grandes espacios verdes como el Parque del Port, con un agradable pérgola en la que tomar un descanso; el Parque La Nova Icaria, un parque familiar con 5 grandes puentes para peatones que lo comunican con las playas: el Parque de las Cascadas, una puerta de entrada a la Villa Olímpica de Barcelona con un estanque y una densa vegetación mediterránea; y el Parque del Pobleneu, un espacio muy soleado con acceso directo a la playa.Barcelona la Villa OlímpicaDurante el día la zona ofrece al visitante la posibilidad de recorrer en bicicleta o patines estos parques o disfrutar del sol en las playas urbanas de Nova Icaria, el Bogatell y la Mar Bella, separadas de la popular playa de la Barceloneta por el Puerto Olímpico de Barcelona.

Por su situación, el Puerto Olímpico se ha convertido en una de las zonas de mayor ambiente de la ciudad de Barcelona. Durante el día son numerosos los visitantes y lugareños que se acercan a practicar deportes náuticos en las instalaciones del Puerto, pasear y contemplar los tenderetes de artesanía o tomar algo en sus numerosas terrazas, bares y restaurantes. Por la noche, bares de copas y discotecas, toman el relevo.

En ésta zona de Barcelona en la que el mar es protagonista, una visita obligada es el Aquarium de Barcelona. A través de un túnel transparente que supera los 80 m. el visitante puede pasear por las profundidades marinas del mediterráneo y observar las más de 450 especies con las que cuenta el oceanario.

Mar, playa, ocio y un gran ambiente es lo que se encuentra el visitante en la zona de la Villa Olímpica de Barcelona, una zona que merece la pena recorrer en nuestra visita a Barcelona.

Imagen destacada |
No Comments Yet

Comments are closed