Cómo limpiar los pies de gato de escalada: Guía de lavado y cuidado

Pies de gato para escalada / Foto: Cindy Chen (unsplash)

Un par de pies de gato buenos y confiables es esencial al escalar. El calzado de escalada muy gastado pueden ser resbaladizo y ya no ofrece un buen agarre. Como no es fácil encontrar el calzado de escalada perfecto, debes cuidar tus “gatos” de escalada para que duren el mayor tiempo posible.

En este artículo te explicaré cómo puedes lavar y reparar tu calzado de escalada y protegerlos de un desgaste prematuro.


Eliminación de sudor y olores – Lavado de los pies de gato de escalada

Los pies de gato se sudan con regularidad y rápidamente se ensucian o empiezan a apestar. Especialmente con el uso frecuente, esto será inevitable y la limpieza regular hará que el calzado de escalada dure más tiempo y le proteja del hedor.

Evitar y eliminar los olores

El calzado de escalada normalmente no tiene buena ventilación. La humedad queda atrapada dentro del pie de gato. Además, muchos escaladores (la mayoría por no decir totalidad) no utilizan ningún calcetín. Un ambiente tan húmedo y mal ventilado es un caldo de cultivo ideal para las bacterias. Y luego tus pies de gato apestan.

La mejor manera de eliminar el olor es mantenerlo fuera en primer lugar. Puedes dejar tus pies de gato a secar al aire libre inmediatamente después de escalar, las bacterias no tienen ninguna posibilidad y no se desarrollará ningún olor. Por eso siempre cuelgo mis pies de gato en mi mochila, por ejemplo, cuando regreso de la escuela de escalada a la furgoneta. Para cuando llego allí, normalmente están secos.

Si los pies de gato están muy húmedos, puede apoyar el proceso de secado con papel de periódico o de cocina.

Antes de lavar tu calzado de escalada, debe tomar medidas inofensivas. Puede usar un polvo especial para calzado* o aerosoles* para eliminar el olor. O pruebe un remedio casero comprobado, bicarbonato de sodio. Las bacterias no tienen ninguna posibilidad contra el bicarbonato de sodio y los pies de gato se mantienen secos con este tipo de tratamiento. Pero tenga cuidado al usarlo y asegúrese de enpolvar cada rincón del calzado.

Cómo lavar los pies de gato de escalada en roca

Si el hedor apenas se puede combatir, lavar los pies de gato es el último recurso. -> Cómo limpiar los pies de gato para escalada en roca: Guía de lavado y cuidado

El calzado de escalada no deben lavarse en una lavadora. Hay algunos modelos que pueden manejar este tipo de limpieza, pero generalmente hay un alto riesgo de arruinar sus preciosos pies de gato. El detergente, la rotación, el remojo completo de los pies de gato y la temperatura dañan la suela, debilitan las costuras y pueden atacar el adhesivo.

En su lugar, debe lavarlos a mano. Por lo general, basta con agua tibia y un cepillo suave. El agua no debe estar caliente! Las altas temperaturas no sólo atacan el caucho de la suela, sino que también disuelven el adhesivo.

Si el olor es realmente malo, un detergente antibacteriano no agresivo podría ayudar. Lave el calzado hasta que la suela esté limpia y no salga más agua sucia del interior del calzado.

Después del lavado, deje que los pies de gato goteen correctamente. A continuación, puede secarlas con un paño. Lo mejor es que el calzado se seque al aire libre. Si quieres acelerar un poco el proceso, puedes secarlos con un secador a baja temperatura. Rellene el interior de los pies de gato con papel de periódico para evitar que se encojan.

Finalmente, usted puede rociar un poco de spray antibacteriano en el calzado para prevenir que nuevas bacterias crezcan en primer lugar.

El resultado raramente será un calzado inodoro como después de comprarlo. Cuanto más cuidado y a menudo se limpien los pies de gato, mejor será el resultado, por supuesto.

Sin embargo, para lograr una vida útil lo más larga posible, es mejor encontrar un equilibrio razonable entre un poco de olor y lavarse con demasiada frecuencia.


Cuidado y prevención del calzado de escalada

Para evitar el reemplazo o la reparación prematura de pies de gato, debe protegerlos desde el principio contra daños y desgaste excesivo. La prevención es más barata y más fácil que el costo de un nuevo par o una nueva suela.

He aquí algunos consejos para proteger tu calzado de escalada:

  • Evite el sol y las altas temperaturas: La luz directa del sol o un tronco caliente pueden deformar el caucho de la suela o derretir el adhesivo.
  • Pies limpios: Si el día es muy caluroso y has caminado con sandalias hasta la ruta de escalada, debes prestar atención a los pies limpios antes de ponerte los pies de gato.
  • Evitar el olor: Cuando regrese a casa después de una sesión de escalada, debe sacar los pies de gato de la mochila para que la humedad se evapore y no se extienda ningún olor desagradable por todo el equipo.
  • Lavado de suelas de goma: La suciedad es el mayor enemigo de la suela de goma de tu calzado de escalada. Con cada paso se afloja una pequeña parte de la goma y se acumula nueva suciedad en la suela. Todas estas pequeñas partículas de suciedad y caucho entre la suela y la roca actúan juntas como papel de lija. Afortunadamente, este problema se resuelve fácilmente: Cada suela puede limpiarse de suciedad y suciedad con agua tibia y un cepillo no demasiado duro. Si lo hace con regularidad, después de cada sesión de escalada, su suela estará protegida de forma óptima contra el desgaste prematuro.
  • Usar sólo para escalar: Hay pies de gato muy cómodos en los que también se puede caminar o hacer senderismo (un tipo de calzado muy especial, híbrido entre bota, zapatilla y el agarre de la goma de un pie de gato). Sin embargo, no debe hacer esto, ya que la suela se desgastará prematuramente y la suciedad que se acumula en la suela le dará menos apoyo después al escalar.
  • Bolsa para transporte: Para transportar tu calzado de escalada de forma óptima, puede utilizar una bolsa sencilla. Esto los protege de la luz solar y de la suciedad.
  • La técnica de escalada adecuada: El desgaste de la suela de goma de los pies de gato depende de cómo se muevan los pies sobre la roca. Coloque los pies con precisión y evite resbalar sobre las rocas. La región de los dedos del pie se ve particularmente afectada por esto.

Reparación del calzado de escalada

Si su calzado de escalada se han dañado o la suela se ha desgastado con el paso del tiempo, es el momento de repararlos y reemplazar la suela si es necesario.

Pequeñas reparaciones se pueden hacer con pegamento especial, por ejemplo, Shoe Goo* es muy adecuado. Preste especial atención a las siguientes áreas que se desgastan rápidamente:

  • La parte delantera de los pies de gato en la que se encuentran los dedos de los pies.
  • La transición entre la suela y el resto de los pies de gato.
  • La bola del pie.

Para restablecer el agarre en las zonas desgastadas que se han vuelto demasiado lisas, puede volver a lijarlas con papel de lija grueso. Tenga mucho cuidado y retire la menor cantidad de material posible de la suela para evitar el envejecimiento prematuro.

Reparación de pies de gato

Si sólo las suelas de tu calzado de escalada están muy dañadas o desgastadas, las suelas nuevas son probablemente mejores que comprarte pies de gato nuevos. Hay también los kits con los cuales puedes reparar tu mismo el calzado de escalada, pero te recomiendo que los lleves a un profesional. En la mayoría de los rocódromos (de tamaño mediano) se ofrece este servicio o seguro que te derivarán a quien ofrece la reparación de pies de gato.


Reflexiones finales

Los pies de gato suelen apestar. Pero no tienen que apestar desde una distancia de 6 metros. Si se ciñe a algunos trucos y medidas preventivas, puedes evitar el peor de los olores.

Si al escalar no puedes oler nada más que tus apestosos pies de gato, debes lavarlos. Y no es tan difícil.

El cuidado adecuado y la prevención del desgaste prematuro pueden prolongar significativamente la vida útil de tus pies de gato. De esta manera tendrás a tu lado a tus leales compañeros por mucho tiempo.


No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

SOY VIAJERO
Los mejores lugares y destinos, artículos y accesorios para el viaje, traidos de la mano de Eduardo Azcona y su Equipo.
SOBRE MÍ

Soy Eduardo Azcona Vidaurre. Espíritu inquieto crónico, ambientólogo e ingeniero, llevo los últimos 5 años involucrado en cuerpo y alma a la divulgación e interpretación de los destinos de aventura y viajes. De la mano de algún cuaderno de notas, disfruto de apuntes y bocetos a pie de terreno, compaginándolo con labores como guía interpretativo y de gestión como Director Editorial y CEO en la revista «Travesía.» y en la presente «SoyViajero».

Guía certificado y miembro de la European Association for Heritage Interpretation e.V. (interpret europe). Con largo recorrido en la coordinación y gestión de proyectos, que 8 años de experiencia en una consultora avalan, actualmente aplico esta visión al establecimiento de una red de alianzas y colaboradores, cuya punta del iceberg son las propias revistas digitales.