Parque faunístico de Lacuniacha: Un paseo entre osos, linces, ciervos y bisontes


Lacuniacha es un parque natural, un bosque que encontramos en el corazón del Pirineo Oscense. La flora y fauna que hay en este lugar lo convierten en un espacio de encanto y su predilecta ubicación lo convierte en el lugar ideal para descubrir los más grandes secretos que la naturaleza encierra. El parque faunístico Lacuniacha se encuentra abierto para sus visitantes durante todo el año, logrando ofrecer así gran cantidad de actividades divertidas para acampar y para distraer a los turistas conforme a la época del año en la que ellos visiten el parque.

LEE TAMBIÉN: Cinco días por el Pirineo aragonés»

Desde Biescas hacia Lacuniacha

Para llegar al Parque faunístico Lacuniacha, puedes hacerlo tomando la ruta a Biescas, ya que el parque está a unos pocos kilómetros de este poblado. Este parque cuenta con más de una decena de especies animales en su hábitat natural y podrás verlos andar, convivir y comer.

En cuanto a su vegetación, el parque está rodeado de pinos y posee camineras con al menos cuatro kilómetros de extensión, estas zonas están protegidas por guardaparques que te pueden orientar por toda la ruta y quienes estarán pendientes de tu recorrido, explicándote detalladamente cada especie de animal y sobre todo pendientes por si tomas algún animalito perteneciente al parque, pues la manipulación de la flora y fauna está totalmente prohibida.

Enamórate de los animales

Si bien encontraras muchas especies de animales los dos principales atractivos del Parque son: el Lince Boreal y el Lobo, aunque a estos los puedes observar caminando o durmiendo como la mayoría del tiempo.

Los sarrios, las cabras montesas y los caballos prezwalsky (cuyos antepasados ya recorrían Europa hace miles de años, conocidos como los bisontes europeos) también se observan en este parque y complementan la gran cantidad de animales que tiene Lacuniacha.

Lacuniacha, lugar para niños y adultos

Si te encuentras cerca de esta zona con tus hijos, existe un recorrido que no puedes dejar pasar, ya que, el parque Lacuniacha es apto para niños a partir de 3 años, quienes pasarán un rato divertido y lleno de conocimientos, al descubrir especies de animales que nunca antes habían visto y al disfrutar de todo lo que la naturaleza tiene para ellos.

Vive esta maravillosa experiencia

Este hermoso parque natural de más de 30 hectáreas, no puede pasar por alto en tu agenda, para el cual debes disponer de 3 horas de tu tiempo para observar venados, renos, cabras, bisontes, linces, lobos y caballos de Przewalski. Los animales están ambientados en un hábitat montañoso, en el cual, se puede hacer senderismo y excursiones.

Para los más jóvenes del hogar, es necesario aprovechar la infinidad de conocimientos sobre fauna que ofrece el parque, todos los conocimientos que imparten los guardaparques sobre la naturaleza de una forma muy entretenida y animada, no se les olvidará jamás.

Visita el hermoso parque faunístico Lacuniacha, conoce su riqueza y belleza natural que te cautivarán, te enseñarán a cuidar de la fauna que habita junto a nosotros y podrás interactuar como nunca con las especies que allí se encuentran.


No es difícil encontrarse con un sarrio en cualquier excursión por las altas cumbres pirenaicas, ni ver caballos en los alrededores de los ibones o disfrutar de impresionantes primeros planos de buitresEl Pirineo es un gran paraíso natural que permite disfrutar de una variada fauna autóctona. Si quieres ver a muchos de estos animales y algunos otros mucho más difíciles de ver, como osos pardos, linces o bisontes, puedes acercarte al parque faunístico de Lacuniacha en Piedrafita de Jaca, en el valle de Tena.

El parque, con una superficie de 30 hectáreas de bosque, acoge linces, lobos, sarrios, caballos przewalski , bisontes, corzos, renos, muflones, osos…. Que viven en semilibertad en este precioso entorno natural y con suficiente espacio para moverse en las laderas del bosque de La Pinosa. Es un lugar ideal para ir con niños, aunque los mayores disfrutarán tanto como ellos.

Para verlos a todos los animales debes recorrer un sendero de montaña de unos cuatro kilómetros y medio. Recuerda que estás en el Pirineo, a una altura que oscila entre los 1.400 y los 1.600 metros de altura, y que el sendero tiene subidas y bajadas, así que lleva calzado cómodo. El parque está abierto todo el año así que, si planeas ir en invierno, no olvides incluir en tu equipaje unas buenas botas y unos bastones para ayudarte a caminar sobre la nieve.

La visita a Lacuniacha requiere un mínimo de tres horas para poder disfrutar de todos los animales con calma. Ten en cuenta que puedes encontrar a alguno dormido, oculto a la vista o simplemente entretenido de espaldas a los visitantes. Los ciervos suelen pasearse en manada y podrás verlos con facilidad a corta distancia, en sus comederos o junto a las vallas que los separan del sendero. Pero otros animales, como los lobos o los linces son algo más esquivos y necesitarás algo más de tiempo para disfrutar de su visión.

La estrella de este verano en Lacuniacha ha sido, sin duda, Goluso, el osezno que nació en el parque en enero y que, tras pasar tres meses en hibernación, se dejó ver en primavera. En julio y agosto se le ha podido ver comiendo cerezas o dándose un baño en la charca junto a su madre, de la que raramente se despega. Goluso debe su nombre a un barranco cercano a Piedrafita de Jaca y fueron los alumnos de los colegios de la zona los que lo escogieron para el.

El recorrido por Lacuniacha permite disfrutar, además de los animales, de un paisaje espectacular. A lo largo de la ruta verás indicaciones del origen y las características de las especies animales y botánicas más emblemáticas.

En el bosque de La Pinosa hay abedules, fresnos, hayas, sauces, abetos y, cómo no, los pinos silvestres o pinos rojos que le dan nombre. Al mismo pie del sendero podrás ver algunos magníficos ejemplares. Disfruta del paseo.


No Comments Yet

Comments are closed

SOY VIAJERO
Los mejores lugares y destinos, artículos y accesorios para el viaje, traidos de la mano de Eduardo Azcona y su Equipo.
SOBRE MÍ

Soy Eduardo Azcona Vidaurre. Espíritu inquieto crónico, ambientólogo e ingeniero, llevo los últimos 5 años involucrado en cuerpo y alma a la divulgación e interpretación de los destinos de aventura y viajes. De la mano de algún cuaderno de notas, disfruto de apuntes y bocetos a pie de terreno, compaginándolo con labores como guía interpretativo y de gestión como Director Editorial y CEO en la revista «Travesía.» y en la presente «SoyViajero».

Guía certificado y miembro de la European Association for Heritage Interpretation e.V. (interpret europe). Con largo recorrido en la coordinación y gestión de proyectos, que 8 años de experiencia en una consultora avalan, actualmente aplico esta visión al establecimiento de una red de alianzas y colaboradores, cuya punta del iceberg son las propias revistas digitales.

Contacto
hola@soyviajero.com